Menú

Asociación de iglesias

La unidad del Cuerpo de Cristo es un testimonio poderoso.

Promovemos la unidad al reunir a los cristianos más allá de las fronteras nacionales y culturales para acelerar el cumplimiento de la Gran Comisión: "hacer discípulos a todas las naciones en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo".

Ayudamos a poner en movimiento a las iglesias europeas para participar activamente en el evangelismo y el discipulado, sumándonos también a las iniciativas de creación de nuevas iglesias cuando es oportuno.

Equipamos y apoyamos a las iglesias para ayudarlas a cumplir su misión.